#huesatrip

#huesatrip

Tras regresar del #huesatrip, le pedí a mi amigo Pablo Calero (@pcalerog) periodista, que escribiera su experiencia en Huesa, ya que era la primera vez que visitaba el pueblo. Un par de horas después de pedírselo me mandó esto:

Periodista

Periodista

“Hace algún tiempo que el término ‘blog trip’ suena con fuerza en los nuevos entornos de comunicación que han trazado las redes sociales. El concepto no hace referencia a otra cosa que viajar y contar lo que vemos y vivimos. Nada nuevo. Aunque las redes sociales permitan ahora hacerlo en tiempo real, el concepto es casi tan antiguo como el hombre. 

En mi caso, y en el de otras cuantas personas, he tenido la suerte de conocer a un embajador de su pueblo que ha hecho posible uno de estos viajes. Seguramente nadie es profeta en su tierra, pero este caso se acerca mucho a lo que debe ser un profeta: alguien que ha sabido entusiasmar a un grupo de profesionales con los encantos de Huesa, en Jaén, donde perdió la vergüenza hace ya algunos años. 

Andalucía es la Costa del Sol y las playas de Cádiz, pero también las localidades pequeñas que se levantan junto a las montañas, como es el caso de Huesa y la Sierra del Caballo. Andalucía es la Alhambra y la catedral de Sevilla, pero también los municipios de interior, su idiosincrasia y la filosofía de vida de su gente. Y de eso, de la vida y de vivir, saben mucho en Huesa. 

Nuestra razón de ser no se construye en los edificios de las grandes capitales, sino en los bares de pueblos como Huesa, donde el término ‘ligar’ es mucho más amplio que en el resto de España y los ‘churreteos’ van de boca en boca escribiendo día a día el periódico local. Eso es lo que nos diferencia de otras comunidades y lo que atrae cada año a los millones de turistas que se acercan a nuestra tierra. 

Los momentos, las personas y los lugares son siempre lo que queda después de cualquier viaje, lo que perdura cuando ya ha pasado el tiempo y se han olvidado los nombres de monumentos y de museos. De esto hemos sabemos todos los que hemos hecho #huesatrip y por eso hemos dejado un buen puñado de  que servirán para recordar Huesa durante mucho tiempo.”

Después de leer estas bonitas palabras que Pablo le dedica a mi añorada y querida Huesa, me siento aun más orgulloso de ser Hueseño y poder ir presumiendo de ello por donde vaya.

Gracias Pablo, en Huesa tienes tu casa…

 

Calle Juan Jiménez

¿Quién no añora y recuerda los momentos vividos en la calle donde nació y se crió?

Hoy quisiera hablar de mi calle, Juan Jiménez, que lleva el nombre del primer dueño de la finca “El Llano”.

BIOGRAFÍA

Juan Jiménez

Juan Jiménez

Este señor era de Granada y llegó a Huesa al adquirir la finca de “El Llano”. Era el bisabuelo de los actuales propietarios, se instaló en la casa llamada “La Ermita” que actualmente no existe, aunque el callejón donde estaba ubicada conserva su nombre “Callejón de la Ermita” donde vive la Loles “la Lupera ” (para los más viejos) y su hijo Antonio “El Guapo” (para los más jóvenes) justo en frente de su casa, hay dos nuevas construidas sobre los terrenos de la mencionada ermita.

Años más tarde se trasladó a vivir a la casa que actualmente es de Juan “el Latas”, en la calle que lleva su nombre. Frente a la casa, solo había olivos de su finca y donó los terrenos al Ayuntamiento para la construcción de la calle y el cuartel de la Guardia Civil, así como las casas de esa misma acera que no existían. Posteriormente y tras la marcha de los Guardias del pueblo, fue demolido para hacer la actual casa de la cultura y hogar del jubilado.

El Ayuntamiento en agradecimiento a la donación de los terrenos, le puso su nombre a la calle y aunque no había nacido en Huesa, si que hizo mucho por el pueblo, dando trabajo a muchas familias en su finca y en la fábrica de aceite, no sólo en su funcionamiento sinó también en su construcción, al igual que a la de su última residencia, la que todos conocemos como” La casa del Llano” situada en la parte alta de la calle.

Por último y para acabar con esta pequeña biografía, he de resaltar la suerte de tener una gran amistad con los tataranietos de este señor, que tantos años y bueno momento hemos pasado juntos cuando venían a veranear o pasar un fin de semana a Huesa.

Una calle…una gran familia…

Son muchos los recuerdos que me vienen a la mente al empezar a escribir sobre mi calle. Hay unos que son inolvidables como; las noches de verano, que pasábamos en la puerta de mi tía Tina. Aún recuerdo cuando vivía mi Bisabuelo Hipólito, para mi “Papatoto”, contándonos las historias, precisamente de la Casa del Llano y de la fábrica de aceite. Nos podíamos tirar perfectamente hasta las 3 de la mañana escuchándolo y riéndonos con las cosas que decía y que tenía para todo el mundo.

Calle Juan Jiménez

Calle Juan Jiménez

Si hay algo que echo de menos de mi calle, es  nuestra Olivilla, porque sí, era nuestra, donde nos reuníamos los niños de la calle a jugar alrededor de ella, a lo que fuera, contando historias, subiéndonos en ella,  o simplemente pasar el rato…

Qué decir de los vecinos de esta calle que en ella vivían o viven, creo que somos y hemos sido una gran familia, empezando por la casa de mi tía Tina y terminando por la panadería de Morante.

Aún tengo en la mente al “Lupe” con su Citröen marrón, o a Julián y a la Dionisia que tantas y tantas horas se tiraban sentados en la puerta de su casa. O Bastián con su garrota, cuando llegaba de dar su paseo de Caniles con esos andares tan peculiares que tenia. Y Justo, el hombre que más veces ha ido a los Cortijillos, que siempre que llegaba dejaba algo en las casas de sus vecinos. La Toria y su perro Roberto, que siempre me quedará la duda si era cierto lo del DNI de Roberto, jajaja.

Podría escribir un libro de las historias vividas y de su gente, pero sólo he querido hacer un pequeño homenaje a la calle donde nací y espero un día enseñarles y contarle a mis hijos en el maravilloso lugar en el que se crió su padre.

@huesa84

La Ruta, el documental

Posiblemente donde me desenvuelva mejor para contar historias y transmitir emociones, sea el video y la fotografía. Pero esta vez el reto me lo pone José Francisco pidiéndome que escriba en su blog sobre el documental, su realización “o lo que quieras”. Menudo desafío! ya veremos lo que sale.

EL MONTAJE

La idea de esta serie documental “La Ruta” nace en abril de 2012 después de pasar unos días en la fiesta de la Virgen de la Cabeza. En este mismo año haría más viajes a Huesa para llevar a mis padres para que pasaran unos días de asueto en su querido pueblo, cosa que yo aprovechaba para realizar videos y fotografías de todos aquellos rincones. Por último en las vacaciones de verano, ya con toda mi familia allí, disfrutaríamos de las fiestas, el cual sería el último viaje que haría en ese año. El montaje lo empecé a mediados del mes de septiembre y a tan solo dos días antes del 28 de Febrero, terminaba de montarlo. Al principio de iniciar el proyecto dedicaba varias horas al día en el desarrollo de mi idea inicial. Pero a medida que iba creciendo, las horas empezaron a convertirse en minutos.

HUESA COMO PROTAGONISTA

En la mayoría de documentales ya conocidas como “Un País en la Mochila”, “A vista de Pájaro”, “Un País para Comérselo” y un largo etcétera, se adentraban en líneas generales a determinadas zonas rurales, dejando rincones interesantes como puedan ser Tíscar, Don Pedro, Belerda, Ceal ó Huesa. Mi planteamiento inicial era realizar 90 minutos en cada capítulo, mostrando las diferentes aldeas cercanas de alguna población mayor como epicentro del capítulo. Crear esa “preview” sería lo que veríamos en la copia final. En ella con algo más de 36 minutos de duración, intentaría mostrar el montaje, con decenas de datos, coordenadas geográficas, altitud, gentilicios, población, historia etc.  Y qué mejor fecha para presentarlo como el 28 de Febrero, día de Andalucía. Pero faltaban por corregir pequeños detalles técnicos como darle más dinamismo en la presentación, corregir algún texto, etc. faltaba “tallarlo” aún más. Pienso que con una duración de 45 minutos por capítulo será suficiente. Existen escenas que al final comentaré donde parece que se sale un poco de lo que se puede esperar de un documental pero ahí es donde destaca por su originalidad, como en la parte “Dejando hablar al Alma”. Esta secuencia surge por la constante pregunta que me hacían en “Hueseños por el Mundo” ¿Juan Pedro, quién eres? Este tipo de pequeños videoclips parece que ha gustado y seguiré esa línea.

LA RUTA, EL DOCUMENTAL

A continuación paso a detallar las secuencias que componen el documental

Introducción” : con esta “intro” necesitaba que “imprimiera” personalidad a la serie acompañada de una banda sonora con mucha fuerza y que las notas “hablaran” de la misma

“Allí es donde nací”:  en la última noche que pasaría de vacaciones en las Fiestas de Huesa, se me ocurrió aquella escena, donde tenía que grabar el amanecer. Me levanté muy temprano, cogí todo el equipo y tomé la carretera en dirección a Collejares. A varios kilómetros de Huesa, pare el coche y subí por una loma, donde planté el trípode y empecé a grabar durante bastante tiempo, consiguiendo la escena que aparece, donde es acelerada. Una vez en casa, montado el video en el software de edición necesitaba que aquellas imágenes fueran relatadas a modo de poema. Me fui a la cama con esa idea y sobre las cuatro de la madrugada me levanté corriendo a escribir aquello. El final de la misma tenía que “invitar” al futuro viajero para adentrarse y descubriera lugares preciosos como es Huesa.

Dejando hablar al alma” :  en “Hueseños por el Mundo” muchos preguntaban, Juan Pedro ¿quién  eres?. Con una composición ya conocida en blanco y negro, aquel niño sería yo. Las mujeres del fondo lavando ropa, con sus friegas despedían burbujas que se elevaban y formaban en ellas fotogramas de todo aquel mundo que me rodeaba. La magia llega en forma de pequeña estrella multicolor, dotándolo todo de profundidad, de tridimensionalidad. La cámara se va acercando hacía las burbujas con aquellas imágenes, repasando su contenido. Se adentra hacía el interior y al  fondo se abre la puerta de aquella casa. Nos introducimos a través de ella y entramos a un salón decorado con diferentes cuadros. Allí están casi todos los que fui colgando día a día en “Hueseños por el Mundo” pero también mostrando fotografías de mi familia, de cuando era pequeño, terminando con ese precioso conjunto de cuadros formando un corazón.

Buscando el Paraíso” : desconectar de las grandes ciudades y conectar con nuestra propia naturaleza nos hace regresar a nuestro origen. Aquí muestro el precioso lugar que es Tíscar junto a Don Pedro que posteriormente bajamos hasta Belerda. Desde allí llegaríamos a Ceal.

Dando vueltas por si te Veo” : en las fiestas siempre cruzaste la mirada con alguna chica que te gustaba, y al día siguiente dabas vueltas por la feria por si la veías, ello hace referencia esta secuencia con el precioso tema central. Al final con los “castillos” ó fuegos artificiales termina con un gran cohete formando “Huesa en Fiestas”.

Algo más que Fé” :  enaltecer una imagen como en este caso la Virgen de Tíscar, no significa que todo radica en aquella figura sacándola en romería y adornándola con flores, sino también como fraternidad con los presentes, unión y conexión con lo más profundo de nuestra alma y con Dios. También lleva el recuerdo de tanta gente que abandonó el pueblo muy jóvenes, hace muchísimos años y que no han ido todavía. Ahora podría ser el momento de ese reencuentro tan esperado.

El mundo se quedó pequeño” : recibo muchas muestras de afecto de muchos rincones de España y del mundo que sorprendentemente los hay y muchos, se confirma que el título es literal, Hueseños por el mundo, Argentina, Uruguay, Colombia, Estados Unidos, Turquía, Reino Unido, Suiza, Francia e Italia.

“Nada termina, empieza una nueva vida” : estos son los títulos o créditos finales. Con este título intento decir que nada termina si no comenzamos nuevas vidas que podemos experimentar cambiando de trabajo, de casa, de ciudad o tal vez de país. Son etapas que se van abriendo y cerrando llegando así igualmente con nuestra propia existencia.

 FUTUROS PROYECTOS

Me gustaría seguir con la serie “La Ruta” con nuevos capítulos donde añadiría entrevistas a los habitantes de aquellos pueblos, que nos enseñaran recetas, anécdotas, historias y dichos, que las hay, y muchas. Estoy escribiendo el siguiente guión y tengo en mente tres ambientaciones, así que dentro de unas semanas pediré fotos y videos para todos estos montajes. Tengo muchos proyectos en mente, entre ellos un “corto” pero primero pasa por comprar mi primera cámara de cine, ya veremos.

Muchísimas gracias por leer todas estas líneas y espero que os haya gustado. Un abrazo!

Juan Pedro Castellano

Carnaval… Carnaval…, Carnaval te quiero…

Un año más Huesa celebra su carnaval, pero, ¿qué queda de esos años que el carnaval de Huesa ha vivido? ¿Y de esos días antes de la tarde del carnaval, en el que se respiraba en el pueblo ese ambiente de idas y venidas a la tienda de de Fernando a encargar el disfraz, de los corrillos intercambiando opiniones sobre posibles canciones y de grupos de jóvenes (y no tan jóvenes) quedando para ensayar para que el pueblo pasara una buena tarde de coplas y risas?

Si hecho la mirada atrás, unos 10 – 15 años, me vienen a la mente una cantidad de grupos, que nos mostraron un carnaval, que desgraciadamente hoy se ha perdido.

Quien no recuerda el grupo del Angelillo, Pulga, Niche, Mones… con sus jeques árabes, sus drag queen, y por encima de todo, las “Tele putón” subiendo al escenario presentadas por la gran Carmen Sevilla de la familia Torres…

Las chicas del Teleputon

Las chicas del Teleputon

Y esa gran familia de “La casa de la abuela” que cada año nos sorprendían, y siempre a lo grande (de gambrinus, Los vikingos con su barco, entre otros).

La casa de la Abuela

La casa de la Abuela

O el grupo, que también se hizo notar esos años, el de mi hermano mayor Manuel, en sus inicios el año que salieron de graduados y eran chiquillos de 14 y 15 años que estudiaban juntos en Quesada, que sacaban letras en mitad de las clases y las compartían en el autobús de camino a Huesa. Que estaban deseando que llegara el fin de semana para juntarse a ensayarlas en casa de Jesús el “Colorao”, la Rocío “la del Nicolás” o del Javi “el municipal” a la vez que se fabricaban ellos mismos los complementos de sus disfraces. Más tarde sacaron los pingüinos, los San Pancracios y las Estatuas de la libertad entre otros.

En 1995 la Asociación de Padres de aquel Año, quisieron recrear un día de colegio muy particular, donde el maestro intentó poner orden en esa clase de niños, no tan niños, tan rebeldes y divertidos…

Los Niños de la Asociación de Padres

Los Niños de la Asociación de Padres

Pero si hay un grupo que marco un antes y un después en los años 96 y 97, fueron esos “Muertos Vivientes”, encabezados Manolito el de Sito y Mateo, los cuales fueron los primeros en llevar al carnaval de Huesa letras con música original e instrumentos (bombo, caja y guitarra) y una actuación bien estructurada con su presentación, pasodobles, cuplés y popurrí. Que al año siguiente despertaron de sus tumbas para subirse a la Sierra y convertirse en Bandoleros para traernos alegría, y deleitándonos con ese estribillo que aun de vez en cuando tarareo:

No somos los bandoleros, que hubo en las sierras de Andalucía
Venimos a robar tristezas y repartiros nuestra alegría
Que vienen los carnavales vamos al asalto de los corrillos
Y vamos a matar sus penas a trabucazos de papelillos”.

Los Bandoleros

Los Bandoleros

Hay un momento de los carnavales, que recordaré toda mi vida y fue aquel año en el que un grupo de niños, nos metimos en la piel de un dragón para darle vida. No se me olvidará la cara de felicidad de todos, cuando escuchamos por megafonía que nos daban el 1er premio. No he saltado tanto en mi vida, los abrazos que nos dábamos transmitían ese cariño que tanto nos teníamos entre nosotros.

Dragón

Dragón

No quisiera terminar esta entrada al blog, sin mencionar a una persona muy importante y especial en el Carnaval de Huesa, que tantos disfraces lleva cosidos a sus espaldas, y no solo eso, sino que cada año se supera en sus creaciones.
Desde aquí, mi pequeño homenaje y reconocimiento a Pepa Padilla Orive, gracias por sacarle tanto partido a una aguja y a un dedal.

Disfraz cosido por Pepa

Disfraz cosido por Pepa

Este es mi pequeño recuerdo que tengo del Carnaval, sé que me he dejado grupos y gente sin mencionar, pero para eso estáis vosotros, dejar corres vuestros recuerdos y compartirlos con todos.

Cartel Carnaval

FELIZ CARNAVAL 2013

*Fotos: Manuel García del Río, Ana B., Alicia Leiva, María R.

Un sueño…ahora una realidad.

Después de darle muchas vueltas y pensar en qué hacer para dar a conocer mi pueblo, Huesa,  al mayor número de personas posibles, qué mejor manera de hacerlo, que aprovechando este magnífico mundo de Internet y redes sociales, que llega a tantísima gente.

Dicen que cuando quieres a algo, y ese algo lo tienes lejos, ese querer se multiplica por mil, este es mi caso. Por eso he decidido crear este blog “Huesa a fondo” donde quiero recopilar y escribir todo sobre el pueblo, su gastronomía, sus tradiciones, historias de su gente y sus calles, sus rincones, y todo lo que vaya sucediendo en la actualidad.

No quiero ser el único protagonista de este proyecto, por ello quiero haceros partícipes a TODOS los que queráis o tengáis algo que contar que tenga que ver con Huesa.

Entra, y conócelo.

Entrada a Huesa desde Tíscar.

Entrada a Huesa desde Tíscar.